SELECCION GRUPO PEDRO TIRADO

Buscamos empresas familiares, que elaboren productos de gran calidad, primando procesos artesanales

Lo que más nos gusta, es comer bien…

Por eso, probamos todos y cada uno de nuestros productos antes de ponerlos a disposición de nuestros compañeros de viaje.

Parecerá una tontería, pero ello nos permite estar seguros de que estamos ofreciendo a nuestros clientes exactamente lo que nos gusta.

visitar a nuestros proveedores, forma parte de nuestra rutina diaria

elegidos uno a uno para satisfacer a los sentidos

Para complementar nuestra oferta, hemos apostado por productos que satisfacen nuestras exigencias como consumidores, pero además nos permiten disponer del sabor de antaño, que poco a poco se va perdiendo a lo largo del tiempo.

Nuestros proveedores de confianza:

Aceitunas y encurtidos Lanzas

miel agustin

Miel Agustín

frutos secos y golosinas alhambra

Después de comer bien, lo que más nos gusta es conocer lugares nuevos…

Conocer lugares nuevos, nuevas costumbres, nuevas historias, nuevos rostros, nuevas vidas…

Sin embargo, el rol de empresarios y padres nos limita el tiempo que podemos invertir en esta afición; Hecho que hemos solventado aunando ambos conceptos.

Descubriendo así que podemos disfrutar nuestra empresa de otra manera, yendo a visitar a nuestros proveedores, para conocer de primera mano cómo elaboran los productos que después ofreceremos a nuestros compañeros.

Así, sin darnos cuenta, hemos conocido algunas almazaras con aceites peculiares, pero sin dar con el que nos gusta

También hemos tenido la oportunidad de visitar diferentes empresas que se dedican a la elaboración de aceitunas y encurtidos, miel, frutas, verduras…

Sin contar las experiencias que vamos viviendo día a día con nuestros compañeros de viaje, que forman una gran diversidad de costumbres y culturas ofreciéndonos un rico menú donde satisfacer nuestro apetito.

raíces

Provenimos de la última generación que jugó en la calle sin móviles.

Aquella que comía pan con chocolate, y pasábamos horas explorando nuevos universos fuera de casa, construyendo cabañas, observando insectos y viviendo mil aventuras, hasta la hora de la cena…

Disfrutando, sin saberlo de los últimos sorbos de libertad que nos quedaba antes de la revolución tecnológica.

sabores

Nuestra alimentación era diferente…

La comida más «rapida» que había en mi casa, eran las croquetas, que previamente las habíamos elaborado durando horas.

Los tomates, sabían a tomates; y los pimientos a pimientos

No había miel mezclada con jarabe, ni el gluten era una preocupación.

¿A qué viene todo esto?

Permíteme que te hable en primera persona, porque si has llegado hasta aquí, probablemente poseas un tesoro que quieres compartir, pero no con cualquiera…

Me llamo Elen, y junto a Pedro, me encargo de la selección de proveedores de Grupo Pedro Tirado

Para mí es complicado explicar qué busco realmente en nuestros productos;

Me gusta definirlos como «los sabores de mi infancia»

Nunca me había parado a pensar cómo busco y encuentro nuestros productos, hasta ahora, que me toca explicarlo…

Lo primero, una necesidad

Ya sea mía, de Pedro, o de alguno de nuestros compañeros de viaje

Ahora por ejemplo, tengo la necesidad de encontrar un buen aceite de oliva virgen extra. Pero no es una necesidad nueva, sino una que me acompaña desde hacer algunos años.

He probado y experimentado con muchos aceites. Pero ninguno supera la prueba final…

«Al abrir el envase que lo contiene, pasado 1 año ó 2, debe saber y oler IGUAL que la primera vez que lo probé»

-¡Venga ya! ¿Quién va a esperar 2 años para oler un aceite?

Yo…

Por eso es una selección de productos :)

No tengo prisa por encontrarlos, es más, siempre dudo si los encuentro demasiado rápido;

Puede que me esté perdiendo algo mejor…

miel agustin

Una vez tengo la necesidad, es el momento de analizarla y refutarla

¿Cómo hago eso?

Fácil,

Preguntándome si nuestros compañeros de viaje tienen esa misma necesidad.

Si la respuesta es «sí»

¡Valor, y al toro!

Aunque sea una respuesta fácil, no es rápida de solventar, porque si la respuesta es «no», automáticamente mi cabeza se pone en marcha para sabotearme y hacerme buscar todos los «por qué no» habidos y por haber.

Porque no es fresco, porque no sabe bien, porque no me gusta el color, porque es muy grande, porque es muy pequeño…

No sería lógico que me pusiera a vender tijeras de uñas, porque nos dedicamos a la alimentación.

Pero puede que una buena tijera para carne o pescado, sea una necesidad para mí y a la vez para nuestros clientes.

huevo de avestruz grupo pedro tirado

Analizada y refutada

Es hora de ponerme en marcha para buscar proveedores.

Al principio, me enfoqué mucho en buscar cercanía.

Pero la verdad, es una tontería…

Si está cerca, cualquiera va y lo compra, no me necesitan para serviles.

Además, ya hemos tenido la desagradable experiencia de intentar promocionar proveedores de cercanía, y al final los que perdimos fuimos nosotros.

Mi mayor fuente de información, es internet (lo más fácil y rápido con 2 niños y trabajando)

Pruebo los productos que me recomiendan; Esta es mi segunda fuente de información preferida.

-Suelo hacer una lista con 4 ó 5 posibles proveedores

-Buscar reseñas y estudiar las valoraciones y hacer un balance entre malas y buenas

Valoraciones

*Si todas son buenas, MALO

Porque posiblemente las haya comprado

*Si todas son malas, ¡ADIÓS!

*Si hay algunas malas y otras buenas. Las estudio, las analizo y posiblemente pruebo, para sacar mis propias conclusiones.

Me suelen llamar la atención, los productos que tienen más valoraciones positivas que negativas, sobre todo, si estas últimas tienen que ver con que tardan para entregar, o que había un señor que no sabía atender por teléfono.

Pero las que me causan curiosidad de verdad, son las que salen sin valoraciones. Me ofrecen todo un mundo de posibilidades por explorar

Llegados a este punto, más o menos tengo una idea de lo que pueden ofrecerme, pero queda el paso final… Reunirnos.

He de reconocer que para esto, también soy exigente, pero voy aprendiendo a detectar las señales de una buena inversión.

Claro ejemplo de eso, es nuestro proveedor Aceitunas y Encurtidos Lanzas, que estuve a puntito de rendirme porque nunca tenían tiempo para contestarme.

Menos mal que insistí; de no haberlo hecho, habría perdido un gran producto.

Ahora sí

Una vez que he elegido, probado y aprobado el producto, es el momento de pasar a la acción.

No todo depende de mí

Nuestros compañeros de viaje, siempre tienen la ultima palabra.

Si a mí me gusta, y a ellos también, será el inicio de una gran historia…

Estudio la historia de nuestros proveedores, de dónde vienen y a dónde quieren llegar.

Para mí, lo más importante es el trato humano y la cercanía, por eso, si no encuentro una de las 2 cosas, me retiro.

No se trata de conseguir productos a buen precio para sacar más beneficio, sino de encontrar el producto correcto, para las personas adecuadas. Suena a lengua muerta, pero es así…

Nuestros clientes no nos eligen por el precio, sino por la calidad; y si en algún punto dudan si elegir entre precio y calidad, nuestro servicio tiene que estar a la altura para poder ser una propuesta ganadora.

Nos gusta tratar a nuestros clientes desde la cercanía, posiblemente sea algo irremediable porque al final, nuestra empresa ha llegado hasta aquí, por la confianza que nos han brindado varias personas a lo largo de los años.

Somos selectivos y exigentes; tanto con nosotros mismos como con nuestro trabajo.

nUESTROS PROVEEDORES

Como proveedor, no tienes que hacer nada fuera de lo habitual :)

Solo servirnos tus productos en las mejores condiciones.

No negociamos precios, ni queremos condiciones ventajosas; solo nos interesa que sean productos de calidad, y que la misma no descienda a lo largo del tiempo, sino que más bien, aumente.

Nos comprometemos con nuestros proveedores y su marca, además de promocionarla bajo nuestro sello de calidad.

Una vez que empezamos a trabajar, nos queda una ardua labor por delante… Presentarla a nuestros compañeros de viaje.

Por suerte, nuestro servicio y constancia, nos brinda la confianza de nuestros clientes de poder ofrecerles un producto que creemos, puede brindarles a sus establecimientos, ese no sé qué, que qué sé yo, que se convierta en un diferencial que les haga enamorar a sus clientes.

Voy a tal sitio porque me gustan las aceitunas que ponen,

voy al otro porque me encanta el sabor de la carne.

¿A quién no le ha pasado? A nosotros los primeros.

Desde esa misma confianza, nuestros clientes nos dicen si un producto es apto o no, y así vamos entendiéndonos día a día.

Olvídate del «yo lo compro más barato»

Si nos ponemos en contacto contigo como proveedor, seguramente sea porque nos interesa uno de tus productos, ya sea por trayectoria, historia o recomendación.

Nuestro objetivo, es rodearnos de personas que nos ayuden a mejorar cada día, y entendemos que los negocios son negocios, pero al final, lo que buscamos es crear una extensión de nuestra pequeña familia.

Puede que ese sea otro de los motivos por los que preferimos trabajar con empresas familiares.

Desde mi punto de vista, hay un compromiso diferente entre nosotros… Ambos luchamos por sacar nuestras familias adelante, y sabemos lo sacrificado que es luchar contra las grandes marcas y sus precios competitivos.

Por eso, nosotros en nuestra labor de distribuidores, preferimos primar el sabor, la calidad y el cariño de nuestros productos y además ayudar en la labor de divulgación del trabajo de pequeños productos que las pasan canutas para mantenerse en el mercado.

Siempre digo «No son un número, no son dinero; Son nuestros compañeros de viaje, y se merecen respeto»

Así hacemos las cosas, a nuestra manera…

Conoce aquí nuestra historia con Aceitunas y Encurtidos Lanzas.

¿Qué te ofrezco como distribuidor?

Lo primordial y más importante, es que trataré tu marca con cariño y respeto,

porque sé perfectamente todo el esfuerzo, trabajo y amor que hay detrás de cada producto hecho por empresas familiares.

No trabajamos con precio, sino con la historia, tradición, artesanía y calidad.

Toda la publicidad para mis productos, automáticamente incluye las marcas de nuestros proveedores, porque nuestro objetivo principal, es dar visibilidad al trabajo que hay detrás.

Nos comprometemos con nuestros proveedores, de tal manera que los hacemos parte de nuestra familia.

No me considero una clienta pesada, pero sí que soy exigente;

Repito, exigente, no maleducada…

Las normas de cortesía, me las sé por devoción a mi trabajo y por afición, no por obligación.

Por eso, la cordialidad siempre formará parte de nuestra relación profesional.

No vendo productos…

Cuesta mucho conseguir que una persona confíe en ti para servir en su establecimiento.

El primer filtro que nos ponen, casi siempre es el precio,

entonces, es cuando sabemos que ahí no es…

Trabajamos con un grupo cerrado de clientes, que aumenta o desciende según el trato que tengamos con cada uno de ellos.

No nos enfocamos en vender cantidad, sino en buscar a los clientes correctos para nuestros productos.

Entiendo que es una manera diferente de pensar dentro de un mundo donde lo que prima es lo rápido y barato, pero en realidad, estoy convencida de que no soy la única a la que la comida ya no le sabe a nada…

No soy la única que prefiere consumir productos de calidad, que me da la seguridad de estar ayudando a familias a dar salida a su forma de vida.

¿Qué pido a cambio?

Calidad y exclusividad…

Entiende por qué aquí

¿Tienes un tesoro para compartir con nosotros?

Mándanos un whatsapp o un email